Mi momento de relax, por la desdramatización que supone el mundo de la moda, mi parte frívola de entre mis muchas partes, desde la humildad y con afán de nada más que divertirme.





lunes, 19 de abril de 2010

objetivos


Tengo ganas de volver a tener unos pitillos de esos que sienten como un guante para combinar con camisetas holgaditas de algodones finos y sedas, tan ligeras que parezcan papel de fumar, en colores neutros, cuyo único complemento sea un collar llamativo, un anillo o un cinturón con cierto aire antiguo.

Un vestido blanco, pero no cualquier vestido, uno para llevar con calzado confortable, de líneas suaves, femenino pero desenfadado, que deje respirar y no presione, por encima de la rodilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario