Mi momento de relax, por la desdramatización que supone el mundo de la moda, mi parte frívola de entre mis muchas partes, desde la humildad y con afán de nada más que divertirme.





miércoles, 21 de abril de 2010

El castaño perfecto

No quiero cambiar radicalmente el color de mi pelo pero si algo que apenas se note y me aporte un poco de luz.
Mi color de cabello es castaño oscuro, una cosa más o menos así.


Es rizado, mis ojos marrones, de esos que tiran un poquito a miel dependiendo de la luz y la piel blanca ligeramente bronceada en verano.
He recurrido al tinte negro un par de veces, por eso de que existe poca diferencia entre éste y mi tono natural, pero ninguna me he encontrado favorecida, al menos no tanto como quisiera, puede que sea por el blanco de mi piel o cualquier otra cosa pero hace que mis ojos pierdan su verdadero color, como si se hundieran dentro de mi rostro y que éste mismo perdiera su luz.
Después de darle unas cuantas vueltas, (y las que le daré), voy en busca de un castaño perfecto para mí, un tono más claro que el mío y que casi no se note, aunque siempre está la opción de no teñirme, que no la descarto.
Todo esto viene de una vez que me hicieron algo cercano a eso que tanto persigo y cuyo resultado final fue ese toque de luz en mi rostro.

2 comentarios:

  1. Yo también como tú persigo ese toque que me de más luz en la cara-. Tampoco querría un cambio radical con dos o tres tonos inferiores al mio. Mi pelo es negro o castaño tirando a negro y no sé si ponerme brillos. ¿ Pero que brillos?. También tengo la piel clara y los ojos azules. ¡¡¡¡Necesito un cambio para verme distinta!!. Si te decides por algo me cuentas
    noelbi@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Yo todavía no lo tengo nada claro porque además soy más cambiante...; a veces pienso incluso en dejarlo tal cual, más natural, pero las puntas se me ponen como rojizas del sol y no sé...; ya te iré contando si se me ocurre algo.

    Besos.

    ResponderEliminar