Mi momento de relax, por la desdramatización que supone el mundo de la moda, mi parte frívola de entre mis muchas partes, desde la humildad y con afán de nada más que divertirme.





sábado, 7 de julio de 2012

Bolsos, el kit esencial.


Voy a ir haciendo una serie de entradas destinadas a los tipos de bolsos que podemos encontrar, su función, utilidad, o verdadera necesidad. Como siempre, intentaré basarme en mi propia experiencia, así que es probable que esto os sirva de algo, de mucho o de nada, de todas formas, al menos, espero que os haga pasar un buen rato y si podéis extraer alguna idea, mucho mejor.

Dividiré el asunto en varios post, ya que existe tal variedad de bolsos, que no acabaríamos nunca, pero ahora vamos a empezar por el principio, o lo que yo considero el "kit" imprescindible, os vuelvo a repetir que esto es totalmente personal y puede variar según la persona y sus necesidades.

Pues bien, en mi caso voy a pasar un laaargo tiempo sin comprar bolso alguno, las circunstancias ya no me lo permiten como antes, además, tengo una cantidad  indecente,  nadie necesita tantos, pero ahí están, son mi pasión y pienso sacarles todo el partido que pueda.

1. En primer lugar, un básico entre los básicos es un pequeño bolso negro.

(Este de aquí es el mío)

¿Y porqué un pequeño bolsito negro?, pues porque a pesar de no decir gran cosa, es lo más práctico del mundo, no existe nada igual, y sus funciones se pueden multiplicar hasta límites insospechados. Lo mismo nos sirve para ir a dar un paseo como para hacer la compra y es el comodín perfecto ante el que me pongo, con cualquier trapito mono encaja a la perfección.


Pero es que su función es tan amplia, que podemos quitarle el asa, siempre que sea extraíble y transformarlo en un sencillo y elegante clutch, para el día o para la noche.



 Como podéis ver, este bolsito multifunción no es cualquier cosa, merece la pena tener uno.


2. Otro modelo a tener en cuenta, esencial , es un bolso negro de tamaño medio, con un toque lady. 

(El mío)

Es simplemente necesario, la idea es que tenga capacidad sin ser de grandes dimensiones pues es más chic.


Con él podemos transformar nuestro estilismo en más o menos casual, pero debemos de procurar que sea bastante sencillo, y clásico a poder ser.



Fijaros como un bonito bolso negro y con un tamaño aceptable puede sacarnos de más de un apuro, y lo mejor de todo, al ser negro nos olvidaremos de si encaja con nuestro outfit o no, nos lo pondremos con todo.





3. Ahora bien, un bolso camel de grandes dimensiones y con un puntito más bohemio será también un gran aliado, lo elijo de este color porque todas sabemos que el negro transmite seriedad y lo que buscamos con esta tercera opción es ese toque desenfadado, y el color cuero natural, es más juvenil, más urbano.


(Este es el que yo tengo)


(Junto con este otro, que me hace la misma función)

Y ahora, veamos unos cuantos ejemplos.


Personalmente me pierden los bolsos de piel de este estilo, no sé lo que tienen que me los compraría todos.


Un punto a su favor es que son válidos tanto para verano como para invierno y suavizan cualquier look.



Le aportan ese toque desenfadado.


¿Qué opináis al respecto?, ¿cuáles son vuestros básicos?

En la próxima entrada, bolsos de colores elegidos con acierto, valores seguros como el azul, el rojo o el crema.


12 comentarios:

  1. Interesante la idea del post. Tengo la misma debilidad por los bolsos color "piel" que tú, de toda la vida. Sin embargo, el negro-comodín siempre está en mi armario. Para mi gusto y practicidad el tamaño medio pero con buena capacidad es la opción ideal. El bolsito pequeño ideal todavía no lo he encontrado, pero estoy de acuerdo que hace falta, especialmente para los looks menos de diario, más elegantes (sin necesidad de ser un bolsito de ceremonia).

    Saludos,
    María

    ResponderEliminar
  2. María, aiii, es que yo no soporto los bolsos de ceremonia, me refiero a esos típicos de raso, lazos o puntillas, otra cosa ya son los clutch con pedrería, con cuentas más bien, tipo...., no sé explicarlo..., tipo azteca o boho, que aunque brillen son bohemios. Por cierto tengo un clutch muy especial que nunca he sacado en el blog, negro, con piel tipo lagarto, como en ante y brillo, espectacular, además digamos que aunque no tiene asas y el cierre es magnético, tiene fondo y por lo tanto bastante cabida a pesar del tamaño, todavía no me lo he puesto después de seis meses, pero no sé a que espero ya que se encuentra a medio camino entre la elegancia y el rock and roll, muy Moss.

    Por ciero el bolso medio de Bimba es de los que más me pongo, cómodo, muy manejable por el tamaño, además caben montones de cosas, luego tengo otro gris que a ver si enseño, que me pongo también mucho, un poco más grande, de lona y piel, pero es que con ellos me olvido de que los llevo y siempre voy bien, aunque para bolso cómodo como ninguno, sin duda, le pliage, creo que el año que viene o cuando pueda me haré con uno liso.

    Nina

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que si no he encontrado el bolso pequeñito ideal es justo por lo que dices. Nunca me han gustado los bolsitos de vestir o de salir, los que se nota que son para ocasiones especiales, no digamos ya los típicos de bodorrio. Mi esperanza es encontrar algo tipo clutch pero sin pretensiones de bolsito especial, como tú dices, es lo mejor. He visto alguno de Moss que en ese sentido me ha encantado, pero todavía no me ha caido en la mano el que de verdad me convenza.

    De hecho, el único bolso de mano que tengo es como una cartera-monedero, color camel, precisamente, totalmente liso, que se le puede adaptar una cinta para llevar al hombro pero que yo nunca uso. Lo que ocurre es que resulta demasiado grande, casi tipo sobre DinA 4, no tiene excesiva cabida y por ahí no suele serme muy práctico para lo que mide y, por último, el colorcito resulta demasiado diurno y para ocasiones nocturnas no me da juego. Sigue siendo mi favorito por ahora aunque lo compré en el año de maricastaña. Pero la utilidad de uno pequeño como el que comentas en tu entrada no la tiene, me sigue faltando uno que cubra esa necesidad. En realidad no lo busco activamente, pero cuando voy por ahí me suelo fijar en estos modelos, por si acaso lo pillo de casualidad algún día. No pierdo la esperanza!
    María

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta nueva sección, me parece que nos va a venir genial a todas . A mí se me rompió hace poco mi bolsito negro, a ver si aprovecho estas rebajas para reponerlo... ;) Y el marrón lo echo en falta. Mi madre tiene uno y como dices, me parece súper versátil, más informal que los negros.

    Los tuyos son chulísimos! El chiquitín en especial me encanta.

    Un besito!

    ResponderEliminar
  5. Ay, Nina, por qué me haces esto???? precisamente hace un rato he llegado a la conclusión de que no me voy a comprar un bolsito que vi el otro día. Me he convencido de que no me hace falta, y de que me puedo apañar con los que ya tengo, y además ahora estoy de lo más creativa y me ha dado por hacer mis propios complementos, así que pensaba calmar mis ansias consumistas canalizándolas por esa vía. Y se me ocurre entrar a mirar si habías actualizado y qué me encuentro????? Una entrada sobre bolsos! y para más inri empiezas con el bolsito negro que tengo en mente!! vaya por Dios, y ahora qué hago??

    Me ha encantado tu selección de bolsos. Además los tuyos son muy bonitos todos. Yo también tengo más de los que necesito, pero me falta el bolso perfecto de color cámel. Me chifla ese color y estoy completamente de acuerdo contigo en lo útil que es.

    En cuanto al bolsito negro, la verdad es que hace poco mi madre me regaló uno que tenía de toda la vida, el clásico tipo Chanel de piel con asa de cadena, y de tamaño medio. Es un pelín grande para el uso que yo quería darle, pero lo cierto es que le da un toque de clase a cualquier conjunto anodino. Además me hace ilusión, porque recuerdo a mi madre con ese bolso desde que yo era pequeña. Y un bolso con solera ya sabemos que tiene un plus de encanto, verdad?

    Mi pequeña aportación a tu lista en lo que a bolsos de ceremonia se refiere: el año pasado me compré un bolsito rígido, tipo clutch joya, dorado y con cristalitos (puede sonar hortera, pero en absoluto lo es) que fue una gran adquisición. Lo usé en una boda y tuvo muchísimo éxito! Es como una joya que adorna lo que te pongas. Es la guinda. Y se puede llevar con asa o sin ella. Creo que un bolso así es muy útil.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. María, sí, yo es que de clutch utilizo esa misma bandolera con la que a la vez voy a mercadona, soy así de poco glamourosa jajaja.

    Pero como te comentaba, tengo otro, más elegante y con ese toque rockerillo, aunque tengas una cartera camel en lugar de negra, creo que es igualmente válida, además de ser un tono más cálido.

    B.C, yo tardé un montón de tiempo en encontrar el mini bolsito negro y a decir verdad, este que tengo, al principio no me ilusionaba en exceso, pues no me parecía ni super bonito, ni diferente, pero por otro lado sabía que me encajaría con todo, y ahora, ese bolsito anodino es de mis favoritos, y tiene una piel muy blandita, por cierto.

    Tasha, aiii, es que el camel es una gozada de color, me recuerda a las especias, es cálido, no desentona, juvenil...

    Suena genial ese bolsito negro heredado, yo todavía ando detrás de uno tipo Chanel, pero no hay manera, no me gustan los clones que hacen, será, que como el tuyo, tiene que tener solera para que tenga encanto.

    Tu bolso joya también suena genial, porque para nada creo que sea de bodorrio hortera, es un concepto diferente, y el brillo me gusta, no te pienses, pero bien combinado, el otro día vi una foto de Kirsten Dunst con un bolsito joya de bvlgari para morirse, todo lleno de piedras, una pasada. "Dorado y con cristalitos" suena muy bien, en parte me lo imagino. Yo estoy buscando uno color cobre, todo metálico, todo grabado, de esos antes se veían un montón.

    Un beso

    Nina

    ResponderEliminar
  7. Por cierto, se me olvidó decirte que me encaaaaantan las fotos de la chica del jersey azul y bolso y clutch en mano y la última de la falda larga cruda. Si es que al final es lo de siempre, simplicidad... ;)

    Un besito! (Por cierto, ¿de dónde es tu bolsín negro? Thankssss)

    ResponderEliminar
  8. Hija, esto es de traca, cLutch y libro en mano!!! Por fin! jajajajaja :D

    ResponderEliminar
  9. Hola B.C, a mi también me gustó mucho el look de la chica del jersey, sencillo pero muy acertado, tengo pensada una entrada relacionada con la simplicidad, pero para ello, debo encontrar las fotos adecuadas, suficientemente inspiradoras, y por ahora, sólo tengo una.

    Mi bolso negro es de Bimba & Lola, de la colección del año pasado, lo que ahora no sé decirte es si de invierno o verano, estaba también en un azul muy bonito y naranja creo, pero ya sabes, el negro siempre funciona, era el menos llamativo de los tres obviamente, pero me gusto y sin mucho logo, solamente pone Bimba & Lola en la solapita de piel que sobresale por el lado pero es casi imperceptible.

    Nina

    ResponderEliminar
  10. por cierto, te puedo confirmar que era de verano, modelo marshmallow, de esa línea, tenían también un modelo grande, monederos...

    ResponderEliminar
  11. Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado! Todos los bolsos me encantan! Me los quedaría todos!

    Te invito a que te pases por mi blog:

    www.cocoplumoso.blogspot.com

    Nos seguimos?¿?
    Un saludo!

    ResponderEliminar