Mi momento de relax, por la desdramatización que supone el mundo de la moda, mi parte frívola de entre mis muchas partes, desde la humildad y con afán de nada más que divertirme.





domingo, 29 de mayo de 2011

Me paso al plástico.


Me gustaron mucho las Melissa de Vivienne Westwood y la naturalidad con la que las lucía Carey Mulligan.




Pese a no conseguirlas en su día, me he quitado el gusanillo con unas Mel, o lo que es lo mismo, la hermana pequeña de Melissa, pese a ser de plástico son mucho más sofisticadas de lo que en un principio puedan aparentar, femeninas y cómodas, perfectas para esos ratos relajados de paseo por la playa, para ir de shopping o hasta para salir de noche. 

(estas son las mías)

¿Qué os parecen?, ¿conocías la firma?, ¿qué tal vuestras experiencias?

martes, 24 de mayo de 2011

Cannes, trece vestidos y dos estilismos casual.


O lo que viene siendo mi selección personal, aquello que más me ha gustado de un Festival que ha dado para mucho.

Con este post espero dejar por un tiempo de hablar de alfombras rojas, para centrarme de nuevo en estilos más urbanos, sobre todo, porque de ellos puedo extraer más ideas que aplicar en mi día a día.

No obstante, aquí os dejo con mis favoritas, de las que también nos podemos inspirar para esos acontecimientos más especiales o simplemente deleitarnos, porque eso,chicas, es gratis.

Kirsten Dunst maravillosa con este vestido, el peinado y los accesorios acertadísimos, aunque también me gustó el Chanel con el que clausuró la ceremonia, me fascinó mucho más esta elección, cuestión de gustos.


Claudia imponente y muy femenina, arriesgando y acertando, fijaros en el tacón, parece que se imponen más bajos, y aunque nos gusten más o menos, para una mujer tan alta son la mejor opción.


Zoe con un delicado vestido de Vionnet de esos que enamoran.


Clemence Poesy también muy guapa.


Aunque demuestra que puede superarse y mejora en su posterior aparición.


La modelo Doutzen Kroes apostando por el color y la simplicidad, perfecta.


La actriz italiana Jasmine Trinca de la que ya os hablé.


De nuevo Kirsten.


Y aquí no sé si soy todo lo objetiva que quisiera por que es ver algo dorado y se me van los ojos detrás, y diréis, ¿porqué no incluye a Diane kruger, que también vistió de dorado?, pues veréis, estaba estupenda con su vestido, pero estar estupenda es intrínseco en ella, no me cautivó lo suficiente, esperaba algo distinto, porque Diane sabe ser sublime y  me dejó algo más fría que de costumbre, así que Elena, la número uno con tu "gold dress", eres tú.


De esta otra chica me ha eclipsado su etéreo vestido.


Uma, de azul vibrante, siempre me ha gustado Uma, me cae bien, muy bien.


Karolina Kurkova con un mini vestido.


Milla Jovovich.


Y hasta aquí mis elegidas, aunque no me despido sin repasar un par de estilismos de calle que también nos ha dejado Cannes.

Elena Anaya, sencillamente perfecta, muy cómoda y chic.


Y Natalia Vodianova con, ohh!, que ven mis ojos!, un SC en color crema, de diez.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Jasmine Trinca


Así paseaba hace unos días la actriz Jasmine Trinca por Cannes, y aunque pienso hablar del festival en su momento, hoy me detengo en su estilo. No la conocía, por casualidad me encontré con este par de fotos luciendo un bonito vestido verde, muy de mi gusto la verdad, de lineas sencillas, color suave y sin pegarse demasiado al cuerpo, los zapatos, de lo más sensatos, con un tacón llevadero, realista, y como complemento, un borsalino que aportaba cierto desenfado a lo clásico del conjunto.

He investigado un poquito acerca de su estilo, y como ya imaginaba, ha terminado por gustarme, será un topicazo pero "menos es más" y en su caso se demuestra la teoría.









¿Qué os parece?

sábado, 14 de mayo de 2011

Mi lista de cosas imposibles.


Supongo que no seré la única que ojeando revistas de moda se ha quedado prendada de  más de algún artículo prohibido, no nos vamos a engañar, a todas nos gusta soñar de vez en cuando y cada una tiene su lista particular de objetos de deseo, yo tengo la mía, que suele ir variando de vez en cuando, aunque en esencia siempre es similar, una lista plagada de básicos imperecederos y 100% amortizables, o eso creo yo.

Tuve un flechazo con las botas negras de tacón dorado de Celine, todavía pienso en ellas, a ratos, son perfectas.


Dentro de mi lista también incluiría unas bailarinas negras de Lanvin, sin lazo ni nada, lo más curioso es que sin saberlo, el invierno pasado me compré unas iguales en Mango,  y cuando digo iguales hablo completamente en serio, por dentro y por fuera, pero claro, unas Lanvin son palabras mayores.


El clásico bolso de Chanel, el de siempre y en negro, por supuesto.


Y como no, mi bolso querido, el SC de Louis Vuitton, que últimamente me obsesiona en color chocolate, me gusta tanto que borraría toda la lista entera por él.


Tampoco faltaría en mi armario una chaqueta negra de Chanel para llevar con todo y en todas las situaciones.


Y una un poquito más alegre de Isabel Marant, para darle algo de vida a mis looks más sobrios.

domingo, 8 de mayo de 2011

La perfecta invitada.


Elegir el modelito para asistir a una boda, para muchas mujeres, supone un quebradero de cabeza. Tengo la sensación de que a veces existe un afán de querer ser lo que uno no es, de aparentar lo que no se tiene, e incluso como consecuencia de la presión, nos podemos llegar a sentir incómodas dentro de nuestro vestido.

No sé si será porque me hago mayor, pero cada vez tiendo a simplificar más y a pensar menos en la repercusión que mi imagen pueda dar, soy de las que piensa que es preferible encontrar el corte y el color adecuados antes que parecer uno de esos árboles de navidad cargados de adornos sin sentido, si una tiene una naturaleza sencilla, mejor quedarse corta, brillará mucho más. El exceso también es válido, pero con armonía, y para aquellas que poseen el don de sobrecargarse con estilo.


Utilizo el ejemplo de Kate Moss como perfecta invitada,(lo sé, siempre la misma, prometo tomar otras referencias en siguientes posts),porque no se disfraza y modifica su estilismo con mucho gusto según el tipo de ceremonia.


Sabe ser bohemia y al mismo tiempo elegante, muy chic o incluso desafiar todo protocolo y acudir con shorts, chaqueta y borsalino.


Y si de adaptarse a las circunstancias se trata se planta un vestido largo desenfadado para asistir a una boda veraniega y relajada.


Seguramente si no nos nos esforzáramos tanto en agradar a otros y prestáramos más atención a nuestras preferencias y auténticas demandas, estaríamos más guapas, nos sentiríamos más cómodas y caminaríamos con una seguridad apabullante.

martes, 3 de mayo de 2011

Met 2011


 Es el acontecimiento de estas características que más suele gustarme y del que cada edición tengo que comentar, mi favorita ha sido, junto con Karen Elson y Maggie Gyllenhaal, Michelle Williams, espectacular de Miu Miu, no esperaba menos de ella.


Madonna iba guapísima, lo tengo que reconocer, pese a que no suele gustarme demasiado, de diez, no puedo más que alabar la elección.


Maggie perfecta, con un precioso vestido azul, uno de mis colores fetiche, me gusta que brille pero que a la vez se trate de un diseño sencillo, de otra forma, no hubiese sido tan bonito.


Una embarazadísima Kate Hudson, simpática y radiante como siempre, me ha gustado especialmente el detalle del cabello.



Liv de Givenchy.


Anna Wintour, con un espectacular diseño de Chanel.



Y la top y cantante Karen Elson con un Mcqueen dorado.


domingo, 1 de mayo de 2011

Un vestido rojo.(editado)



Desde hace unos días me viene tentando la idea de un vestido rojo para este verano, aunque siempre me han gustado, lo cierto es que no tengo ninguno, y no lo entiendo, la verdad, la última vez que me probé uno, algo me frenó, y desistí.

Siempre he pensado, no sé vosotras, que algunos vestidos rojos pueden resultar vulgares y eso dista mucho de la imagen que quiero conseguir,el que necesito tiene que ser preferiblemente  liso, no suelo ser muy amiga de los estampados, raras veces los utilizó, bueno sí, vestidos de florecillas veraniegos tengo cantidad, y camisetas de rayas, y hablando de rayas, también acepto uno así.


 El tejido tiene que ser fino, cuanto más, mejor, y suave, mucho, aunque se arrugue, lo prefiero; y el corte sencillo, no me importa que sea anaranjado como el de Kirsten en la última foto, pues es el que más se acerca a la idea previa que tenía en mi cabeza, no tiene que apretar por ningún sitio, no lo soporto, que marque la figura en su justa medida, salvo excepciones como está, ajustado pero impecable, elegante y multifunción.