Mi momento de relax, por la desdramatización que supone el mundo de la moda, mi parte frívola de entre mis muchas partes, desde la humildad y con afán de nada más que divertirme.





sábado, 3 de diciembre de 2011

El gris es mi negro.


He tenido que ponerme a ordenar el armario para darme cuenta de ello,  el gris es imprescindible para mi.

 Últimamente estoy obsesionada por organizar mi ropa, me paso el día limpiándola con más cuidado que antes, con programas más delicados, sin centrifugar la lana ni el cachemir, además, en cuanto se seca, lo plancho todo, le busco el sitio ideal, el estante idóneo, la percha adecuada e incluso tiendo a colocarlo por gama de color, y voilà, ¿con qué me encuentro?, algo de rosa y malva, toques de rojo y verde, bastante azul, negro y nude, mucho blanco y muchísimo gris, demasiado.


Bueno, lo que si me falta es el bolso gris ideal, tengo uno, de tela y piel, pero no es del todo como quiero que sea.






Y camisetas, necesito más camisetas grises, como éstas.


Chaquetas.




Y de jerseys ya ni hablamos.



El caso es que me compro tantas prendas y zapatos grises porque tiendo a pensar que pega con todo, es como indefinido, va bien con negro, con marrón, uiii, que poquito marrón tengo, eso hay que solucionarlo, veis, ese es otro de los beneficios de ordenar el armario, darnos cuenta de lo que nos falta y de lo que tenemos en exceso, me apunto más marrón para  próximas adquisiciones, además con gris creo que queda ideal, lo que sí tengo es camel, sobre todo complementos, suelo combinarlo como hace la chica de la foto.



Con rosa y blanco me funciona de maravilla, con rojo, de vez en cuando, y en dosis pequeñas, me gusta.



Y solo, por supuesto, pero más en primavera y verano, no importa tampoco del gris que se trate, claro u oscuro.






Y a vosotras, ¿os gusta el gris?, ¿tenéis un color comodín?

Por cierto, ¿me lo parece, o la chica de la foto que está justo arriba de Rachel Bilson y la propia Rachel, llevan el mismo bolso?, Por Dios, me encanta!, ¿alguna sabe qué modelo es?.

8 comentarios:

  1. Me too. Me tiene atrapada.

    Al negro cada vez le doy menos. Tengo el pelo muy oscuro y vestida de negro me veo algo gótica, jaja.


    Viva el gris!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el gris! Aunque lo cierto es que no tengo demasiadas cosas en ese color. Claro que no he ordenado el armario tan bien como tú, de esa manera quizá saldrían más prendas de las que pienso! jaja. Yo es que nunca consigo ordenarlo de una forma en la que al final me quede contenta. Es una de mis tareas pendientes... :S Probaré a hacerlo por colores, como dices.

    Un besito! Muy buena entrada (por cierto, me encanta el jersey que lleva Katy Holmes en la foto! :)

    ResponderEliminar
  3. Sí, yo también soy mucho de gris, me gusta en jerseys y camisetas :)

    Un beso!
    Vicky
    MissPersonalChopped
    www.misspersonalchopped.com

    ResponderEliminar
  4. Yo también soy de gris: pantalones, camisetas, chaquetas, abrigos, jerseys... es fácil de combinar y como Maia, me parece menos duro que el negro. Y aunque a veces haga propósito de enmienda para meter algo de color en el armario, ya he vuelto a picar: hace poco que me he comprado un cuello gris y una chaqueta de TRF. Pero sigo a la búsqueda de la camiseta gris perfecta :)
    bss, guapa!
    http://ellavapiesdelaemperatriz.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. El bolso de Rachel es verdad que es muy chulo, pero yo no puedo ayudarte, no sé cuál es. :)

    Y en cuanto al gris, pues peco de lo mismo que tú. Me encanta. El gris y el beis o cámel. Son dos colores que me gustan mucho. Creo que siempre favorecen, pegan con todo y son suaves y elegantes.

    Por ejemplo, yo prefiero un abrigo gris o cámel a uno negro, porque el color negro me cuesta muchísimo combinarlo, paradójicamente, porque todo el mundo dice que es fácil, pero yo no lo veo.

    Y en cuestión de oscuros, me gustan más el marrón chocolate y el gris marengo que el negro. Nada, nada, que huyo del negro.

    El gris como tú dices, queda bien en todas las estaciones. Las camisetas básicas grises son estupendas. Una solución de urgencia para ponerte lo primero que pillas y salir a la calle: siempre aciertas. Por cierto, en H&M las encuentras fácilmente.

    En fin, en conclusión, una vez más coincido contigo, salvo porque yo hace tiempo abusaba del marrón y ahora estoy intentando erradicarlo de mi armario. No quiero más marrón, si no es en complementos.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Yo también tengo muchísimo gris en el armario, y también marrón y tostados en diferentes tonalidades. El crudo, el camel y el beige también me gusta y lo tengo, el blanco en menores dosis (básicamente t-shirts y camisas). El negro es también muy recurrente en mi ropero. Los colores brillantes en la dosis justa, no suelo recurrir mucho a ellos en el día a día, y menos en invierno. Como digo siempre, me gustan los colores "ricos" en matices, burdeos, calderos, mostazas, ocres, verdes, azules...pero jamás brillantes. Decididamente me gusta lucir por encima de los colores que llevo, y por eso los neutros me van más, me siento mejor vestida con ellos.
    María

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    Maia, yo es que toda de negro también me veo muy rara, con un aspecto pálido, pero un bonito vestido negro si me gusta o un jersey con un jean, ya cambia la cosa.

    B.C, yo tampoco logro nunca quedarme 100% satisfecha con el resultado, cuando pasa un tiempo y después de tenerlo todo bien ordenadito, lo vacio y vuelta a empezar, un caso.

    Misspersonalchopped, los jerseys grises son el mejor invento del mundo, de más de un apuro me han sacado.

    Emperatiz, me pasa igual, me combina con todo, al menos es mi percepción, yo para los colores soy mu rara, hay algunos que me encantan pero otros...uffff, me cuestan, sobre todo los chillones, por ejemplo, si se trata de rojo pues yo me quedo con la versión granate, más moderada, o los rosas suaves que me encantan, ciertos verdes y azul, mucho azul.

    Tasha, el camel me encanta pero no me queda nada bien, me hace más pálida, en cambio en bolsos y botas abuso de él, es un color precioso, también el camel que tira a canela, una delicia. Que gracia, tanto hablar de gris y no tengo abrigo gris, creo que es el único color que me falta en abrigo, en cambio americanas dos, como zapatos, de los jerseys pierdo la cuenta, un vicio el gris y como decia un comodín perfecto, que con esto o aquello siempre funciona.

    Ramón, encantada de tenerte por el blog.

    María, colores ricos en matices, eso queria expresar yo al hablar del colorido, son perfectos, tanto los cálidos como los pasteles o más frios e infinitamente más elegantes que esos colores estridentes.

    Un saludo

    Nina

    ResponderEliminar