Mi momento de relax, por la desdramatización que supone el mundo de la moda, mi parte frívola de entre mis muchas partes, desde la humildad y con afán de nada más que divertirme.





viernes, 18 de noviembre de 2011

Sofisticación en bailarinas.


 Ser sofisticada en bailarinas es posible, incluso sostengo la teoría de que éstas son más chic que los tacones, bueno, lo dice una que no se pone otra cosa durante los seis meses más cálidos del año. Creo que, con la ropa adecuada, y ese punto ingenuo que aportan, nos pueden convertir en el colmo de la feminidad.


Se dice que unos buenos tacones lo remedian todo, que al instante te transforman, te estilizan, te hacen sentir segura, pues que queréis que os diga, yo hace mucho tiempo que apenas los uso, no os negaré que en alguna ocasión me apetecen, pero cada vez más opto por el calzado plano. Como veis se puede ir cómoda y guapa, prescindiendo de las alturas, incluso por la noche.


Pero claro, no todo vale, si se opta por bailarinas, éstas deberán ser lo más sencillas posible, bastante escotadas en la parte delantera y negras preferiblemente, las que son ligeramente puntiagudas estilizan. Yo tengo unas multifunción, no son negras, sino azul petróleo, pero lo parecen, guateadas, comodísimas, y tienen una pequeña cuña interna, cuando me las pongo me encuentro estilizada, sofisticada y femenina.


Ahora bien, para lograr esa sofisticación, hemos de prescindir de todos los artificios, el secreto es el chic minimal.

5 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada, Nina. Esty de acuerdo contigo, creo que se le da demasiado bombo a lo que estilizan los tacones, lo bien que nos sentimos cuando los llevamos puestos, etc. Y aunque si bien es cierto que cuando una es bajita (como es mi caso) no viene mal crecer un poco de vez en cuando, también es cierto que con unas bailarinas podemos ir igual de monas. No hay más que ver los ejemplos que nos muestras (me han gustado la primera y la cuarta foto especialmente).

    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Yo no soy muy de bailarinas, pero comparto tu punto de vista. Me gustan, pero es que las llevo poco, también más en verano que en invierno, pero a veces no es que no me favorezcan, pero no me siento cómoda caminando tan plana. Sin embargo, los modelos que llevan cuña interior me tientan de un tiempo a esta parte.

    Yo soy de las que piensan que ni a todas favorecen y estilizan unas bailarinas, ni a todas "arreglan" unos tacones, o mejor dicho, cualquier tacón.

    Las bailarinas estilizan a las chicas que ya son finitas de por natural, o bien algo altitas. Las más redonditas o directamente entrada en carnes, no suelen verse favorecidas en absoluto. Producen un poco el efecto de "las bailarinas, pobres, son planas porque mi peso las chafó" y no resultan nada elegantes. Lo mismo a chicas de muslos regordetes o piernas cortas.

    Y lo mismo se puede decir de los tacones, si no tienes una fisonomía un poco proporcionada, no te plantes unos taconazos desmesurados ni plataformas altas porque lejos de "compensar" lo que te falta, sólo aportan ordinariez y pretenciosidad a tu aspecto. Aprender a conocerse uno mismo y ante la duda, saber mantenerse en el término medio es lo ideal. Pero cuesta y cuando pensamos que ya sabemos lo que nos favorece, no siempre ni todas acertamos :\

    Personalmente algo de esto he aprendido sobre mi misma a lo largo de los años. Me mantengo entre el calzado plano en cualquier de sus vertientes: bailarinas, botas, botines y a los tacones recurro de vez en cuando pero siempre son entre medianos y bajitos, más anchos o más finitos según estilo del calzado. Los stilettos los he llevado en contadas ocasiones en mi vida y aunque siguen en el armario, actualmente no ven el sol prácticamente nunca (para limpiarlos, de vez en cuando, jeje)
    María

    ResponderEliminar
  3. B.C, totalmente, se puede ir muy bien con ellas, y si bien es cierto que los tacones estilizan, habría que matizar algo, lo hacen cuando se usan adecuadamente, por ejemlo yo, que soy bajita, considero un error utilizar tacones altísimos porque lo evidenciarían todavía más, eso que dicen de que las bajitas tengamos que llevar tacones lo comparto a medias, sucede como con los bolsos, un bolso enorme a una chica bajita le queda mal se mire por donde se mire, desde luego en mi caso yo uso bolsos medianos y pequeños, en proporción a mí, esa creo que es la clave, buscar las proporciones.

    María, Yo ahora sólo las compro con cuña y ha sido uno de mis grandes aciertos, no veas que comodidad, esa pequeña altura de dos centímetros es un mundo, ya que con el calzado extremadamente plano los pies duelen, es un hecho. Estoy contigo, no a todas les favorecen las bailarinas, en mi caso creo que sí, incluso me atrevería a decir que más que un tacón, con los muy altos me veo artificial, no me siento yo misma, y soy muy bajita, mido 1.56, pero me veo genial con ellas, también es verdad que soy pequeña en el amplio sentido, del tipo Natalie Portman y no tengo ni mucho pecho, ni caderas.

    Como le decía a B.C, y como muy bien apuntas tú, hay que buscar las proporciones y para eso lo mejor es conocerse bien, una de las últimas cosas que he aprendido, y aunque parezca obvio, me ha costado lo mío, es buscar complementos y prendas adecuadas para mi cuerpo, que es de pequeñas proporciones.

    Me hace gracia lo de los stilettos, yo tambien tengo, pero ahí están, los voy moviendo de un sitio a otro del armario, aunque paradójicamente tengo dos pares en gris que me pongo mucho, pero tienen un tacón mediano unos y bajito los otros, ahora me apetecen unos negros de tacón mediano también, los que tengo son altos, incómodos y ya no me gustan..., será que al ir aprendiendo, lo anterior que teniamos ya no nos encaja tanto.

    Un saludo

    Nina

    ResponderEliminar
  4. Nina, es que en tí, tal como te describes te veo estupendamente bien con bailarinas. Lo de la cuña es importante, más que en lo estético incluso en lo práctico para que la espalda no sufra al caminar tan plana. Yo no sabía que había fabricantes que las añadían internamente, porque vistas por fuera esas cuñitas no me gustan mucho y las bailarinas con taconcito, más bien tampoco...Me gustan que por fuera se vean planas pero por dentro no te notes el pie completamente plana.

    Yo también soy bajita y comprendo perfectametne a lo que te refieres,aunque mi constitución es más curvilinea, cuando no tengo algunos kilos de más -y por lo tanto, me noto y me veo las piernas más estilizaditas- me gusto y creo que me favorece llevar bailarinas. Lo que ocurre es que además del físico proporcionado y adecuado a cierto calzado, cuenta también el carácter y el estilo que manifestamos al vestir, y yo reconozco que soy bastante cómoda y como medio bohemia-sport, suelo combinar prendas que no siempre encajan mucho con las bailarinas y quizás entre eso y que no siempre encuentro el modelo adecuado para mi pie+bolsillo, al final resulta que es una opción que llevo poco, pero no porque no me gusten.

    Unos taconcitos bonitos y proporcionados a nuestra figura, aunque sólo midan 3 cms. nos harán caminar y sentirnos seguras y femeninas, y eso es lo que más realza, seguro que te acuerdas de haber comentado este tema con Tasha, y estamos de acuerdo ;)
    María

    ResponderEliminar