Mi momento de relax, por la desdramatización que supone el mundo de la moda, mi parte frívola de entre mis muchas partes, desde la humildad y con afán de nada más que divertirme.





domingo, 20 de marzo de 2011

Mi pequeña lista de verano.


 El mundo de la moda está adquiriendo un ritmo tan frenético que en cierto modo ya no encuentro parte de su magia, puedo decir que me siento un poco desencantada y no porque no me guste lo que veo, el problema es que no tengo la capacidad de digerir tanta cosa deseable, pero lo que me preocupa todavía más es pasarme meses enteros pensando en alguna prenda o accesorio y que, cuando al fin, la adquiero, al día siguiente me digan que está "out", ¿acaso el apego que yo siento por ese objeto, bolso, abrigo o lo que sea, no es suficiente?. 

Cuando era niña recuerdo disfrutar de las cosas, se me hacían más inalcanzables pero les sacaba verdadero partido, ¿y ahora?, ¿qué valor ocupan esas cosas?.

Seis meses son suficientes para que un bolso pase de estar en la cumbre a caer en el olvido, salvo excepciones, gracias a Dios, esas excepciones suelen tener siempre apariencia clásica.

Mi objetivo ahora mismo es hacerme con el armario ideal, que me dure más tiempo, para eso debe ir cargado de básicos y clásicos, el toque de modernidad prefiero dárselo con alguno de mis collares, que además últimamente los tengo olvidados y quizá ni eso, a saber, porque también me gusta ir despojada de todo.

Debo confesaros que en verano compro ropa con la intención de ir fresquita, vestidos bonitos y poco más, cuando disfruto de verdad es en invierno, siempre veo algún abrigo interesante, un trench o un bolso tentador, aunque este verano va a ser diferente, para empezar necesito con urgencia un vestido blanco o nude y otro negro.


Informales pero monos.


También me apetece uno vaquero, esto ya viene de lejos.


y unos jeans como estos y aptos para bajitas.


Para finalizar un par de sandalias monas y quizá estos zuecos zareros que ya me han entrado por el ojo y encima baratitos.


Con estas pocas prendas y todo lo que hay en mi armario no necesito nada más, solamente prepararme para disfrutar del buen tiempo, que ya va apeteciendo.

6 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con tu opinion de la moda. A mí em gusta analizar las tendencias y saber lo que se va a llevar, pero pienso que todo va muy ´rpaido, nos saturan a información y cuando consigues procesarla, ya hay nueva información (es decir, nueva temporada) que se contradice en parte con la anterior.

    Un asludo!

    quierounblogdemoda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. opino lo mismo q tu y cnd veo a las grandres blogger q nunca repiten digo yo de q pais he salido q cnd me compro algo me lo pongo seguidamente muchas veces
    Misstesorcillos

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo, yo tb recuerdo lo que me gustaba sacar la ropa de verano aunque fuera del verano anterior jejjee...Muy buenas elecciones :-)

    ResponderEliminar
  4. Si te digo la verdad yo suelo ignorar bastante las tendencias, me pongo lo que me gusta y ya está!

    Coincido contigo, el invierno da mucho más juego.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Ay, cuánto me alegro de que hayas vuelto! no sé como no lo he visto antes!
    Yo tb necesito un vestido blanco, lo dije el año pasado, y nada. De este verano no pasa.
    1besito
    Soni
    http://shoppingafternoon.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Me apunto a todas estas propuestas veraniegas, que son también las mías porque mis pretensiones modiles en verano se limitan a lo necesario, es decir lo justo para ir cómoda y sudar lo mínimo posible. Mi potencial "estilístico" lo reservo siempre para las demás estaciones que para mi, no me cansaré de decirlo, dan muchísimo más juego.

    Yo cada vez estoy menos "al loro" de lo que se lleva. No compro revistas de moda, he dejado de leer blogs de estilo y voy cada vez más a mi bola. Compro la ropa que me gusta, ojeo las cuatro pasarelas que me apetece (siempre con varios meses de retraso, es decir, cuando estamos reamente entrando en la estación que toca) y voy de tiendas lo menos posible.
    En casa hay tal excedente de trapos, que exprimirles el jugo me da para varios años sin exagerar, y creo que me voy a poner a ello.

    Los vestidines de todo tipo y las sandalias de madera son un must para el buen tiempo, desde luego!
    Saludos,
    María

    ResponderEliminar