Mi momento de relax, por la desdramatización que supone el mundo de la moda, mi parte frívola de entre mis muchas partes, desde la humildad y con afán de nada más que divertirme.





martes, 26 de junio de 2012

La piel que habito.


A día de hoy, a mis 29 añazos, todavía dudo acerca del tipo de piel que tengo, el camino más fácil para averiguarlo sería acudir a un dermatólogo especializado, pero como en cierta manera tengo al médico en casa, no lo considero necesario, además me ayuda un montón, no sé si lo he dicho alguna vez pero mi chico es farmacéutico, lo cual me permite, a parte de estar asesorada permanentemente, probar un montón de cosméticos, de farmacia obviamente, unos me gustan más, otros no tanto, esto es como todo, el problema viene cuando ciertos productos y ya no tanto cremas sino más bien tónicos, leches limpiadoras o geles para el rostro, sean o no de farmacias, marcas varias o supermercados, comienzan a provocarme reacción en forma de pequeña erupción cutánea. 


Sí que es verdad que de niña tenía más problemas a este respecto y que con los años han ido menguando, mi piel podría considerarse entonces sensible o reactiva, de todos modos he leído alguna vez que la piel sensible como tal no existe sino que es un estado por el que muchas personas pasamos en alguna época de nuestra vida, yo recuerdo haber pasado por varios de esos estados, sobre todo en el pasado, llámense erupciones solares, reacciones alérgicas o lo que se quiera, de todos modos debo de decir que de forma leve, nada alarmante, a mi hermana, por ejemplo, le sucede lo que a mi pero multiplicado por diez.


El aspecto de mi piel es suave, sin imperfecciones excepto alguna pequeña rojez muy poco visible, de un tono de medio a claro y con pequitas por la zona de la nariz, algunas veces se me descama un poco el área de las mejillas, sin embargo, mi barbilla y la zona de alrededor de mis labios no es tan seca, me bronceo sí, pero también suelo quemarme fácilmente. Alguna que otra vez, mi piel reacciona a los cambios de temperatura o a determinados alimentos muy picantes, por ejemplo me salen como unas manchitas rojas que en minutos desaparecen  en la zona del escote,cuando salgo de la ducha esas mismas manchas aparecen en mi cara, esto es o bien por la cal o por el agua muy caliente, en esos momentos la cara me pica, en unos veinte minutos desaparece todo, es cuestión de esperar. También me pica el rostro con el agua del mar, y  como con el agua caliente, en un ratito se me pasa, pero es un engorro porque empiezo a rascarme hasta que me provoco yo misma quemazón.

Con todas estas características podría decirse que tengo la piel sensible, pero como no es algo muy acentuado, ni alarmante, utilizo productos que encuentro en el mercado normalmente, eso sí, no me maquillo a diario, con base quiero decir, prefiero dejar la piel respirar algunos días por semana y sólo aplicar hidratante y unos polvos, si me maquillara por norma, terminarían apareciéndome sarpullidos, eso sí, del labial, el colorete y el corrector no puedo prescindir.


¿ Y porqué os cuento todo esto?, porque siempre he dudado acerca de si  tenía la piel seca o mixta, con estadios sensibles o directamente sensible como tal, porque quizá si alguna de vosotras se reconoce leyéndome tal vez pueda darme algún que otro consejo, sobre todo en lo que se refiere a la limpieza facial diaria, al uso de una buena crema hidratante o un buen maquillaje. Otra cosa que también he comprobado es que no siempre lo más caro es lo que mejor me funciona, sino que son los componentes lo que lo determinan, esto como a todo el mundo y según el tipo de piel, pero seguro que hay cosas por las que merece la pena invertir y muchas otras low cost que funcionen de maravilla.

¿Alguna recomendación para las pieles sensibles de secas a mixtas?



12 comentarios:

  1. Yo no tanto como tu pero tengo la piel sensible y mixta, a veces, me salen granos pero más que nada por cuestión de nervios, pero no puedo utilizat cremas para piel grasa porque son muy fuertes para mi piel más bien tratar el grano de forma localizada.
    Como limpiador de farmacia yo utilicé mucho el toleraine de avene muy suave y limpia muy bien. Me lo recomendó la chica que me hizo la limpieza facial.
    Como tónico antes usaba el mild de clinique que es el único que no tiene alcohol y ahora utilizo un agua floral de hamamelis que se supone que es para piel mixta sensible y que trata las rojeces.
    Y como crema hidratante para mi la mejor del mundo es la hidraphase ligera, hidrata un montón sin dar grasa.
    Como ves casi todo de farmacia y sin grandes gastos.

    ResponderEliminar
  2. Mi piel es normal aunque yo siempre pensé que era mixta hasta que un dermatólogo me dijo que nop. Me recomendaron productos de farmacia y he probado algunos, LA Roche Posay por ejemplo. No es que me vaya mal pero... Mi consejo es que te pases a las cremas 100% naturales. A mí Dr. Hauschka me aficionó. Noté una diferencia enorme en mi piel cuando empecé a usar su cofre de viaje -o de prueba. De sus productos me quedé con la crema de Q y el tónico. Ahora sólo uso el tónico porque la crema me resulta pesada en verano. En realidad aún no tengo favorita pero ahora mismo estoy usando una de Decleor que es antiestresante -también lo noto. En fin, que en realidad crema facial no he encontrado aún una que me vuelva loca pero desde luego con las "naturales" mi piel está muchísimo mejor que con cualquier otra.

    Ahora mismo quiero probar REN y Rudolph Care. Creo que me decantaré por REN –mas que nada por precio.

    También me han comentado que Caudalie es muy buena y la venden en Farmacias.

    Te puedo asegurar que tu piel mejorará cuando le quites los químicos, pero asegúrate, marcas como Kiehl's presumen de serlo pero no lo son -a mi Kiehl's no me funciona.. por eso lo digo.

    Suerte! Va a ser que esto de encontrar la crema/tratamiento ideal es una cruzada.

    PD: La alimentación súper importante -ay que razón tienen las madres!...

    ResponderEliminar
  3. Olympia, muy buenas recomendaciones, personalmente Clinique siempre me ha parecido una muy buena marca, en cuanto a tratamiento y también maquillaje, nada que envidiar a otras más caras, te diré que yo tengo labiales de Clinique que son fantásticos y ya no sólo por los coloridos sino por lo hidratantes que son y no precisamente como algunos que de hidratantes se pasan, resbalan etc..., éstos tratan mis labios al mismo tiempo que los embellecen, así que porque no probar sus tónicos, cremas y demás.

    Avene la conozco mejor y funciona bastante bien, quizá soy más de La Roche Posay pero me gusta.

    En cuanto a la crema Hidraphase no la conocía pero tomo buena nota.

    L., lo de los productos naturales me viene llamando la atención desde hace tiempo, sobre todo porque leí no sé donde, que para las pieles reactivas, cuantos menos componentes contenga un producto, mejor, así que pasarme a lo natural me parece buena idea. Me anoto todas tus recomendaciones, sobre todo la de Decleor. A ver si de una vez por todas damos con nuestra crema, como cuesta. Yo hace mil años di con una fantástica, no era natural sino de la marca Vichy, para mi fue la mejor hidratante del mundo, me la aplicaba y la sensación era de calma instantánea, no logro recordar concretamente cual era, no me irritaba la piel ni me picaba como me pasa con casi todas, no me la dejaba grasienta ni tirante, notaba la hidratación, la justa que necesitaba, algo así tengo que volver a encontrar.

    Nina

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con L. en lo de la cosmética natural, quizás tardes en encontrar los productos maravillosos para tu piel pero sabes que al no llevar químicos ni porquerías al menos no te van a hacer daño.
    Yo estoy probando algunos productos, de Dr. Hauschka utilicé el tónico y las cremas (estas eran un poco grasas para mi) con lo que si me quedo es con su limpiadora, de textura un poco rara, pero de las mejores que he probado.
    Ahora estoy probando una de Caudalie que de momento me gusta (no tanto como la de La Roche, ésta siempre la tendré en el neceser)

    ResponderEliminar
  5. Anda, mira, a mí eso de las rojeces también me pasa, y se me va al poco. Siempre he pensado que tengo alergia a algo de una forma muy sutil, y la verdad es que no le doy importancia, aunque siempre hay alguien que me avisa alarmado diciendo: te has rascado? tienes rojeces en el cuello (o en la cara)! Pero nada grave, al ratito se van como vinieron.

    Yo creo tener la piel mixta, y una cosa que he descubierto a mis 36 años ya (para que te quejes tú) a base de probar cosas, es que casi cualquier problema se quita con hidratación. Hidratación, hidratación y más hidratación.

    Recuerdo que una vez probé (con 20 años o así) unas toallitas que tenía una amiga mía que quitaban la grasa de la piel, y se me quedó la piel horrible: grisácea, con ojeras, como con manchas oscuras...HORRIBLE. Y me lancé a un tratamiendo de choque sin saber si sería bueno, pero a base de Nivea pastosa de la caja azul. Y por arte de magia, mi piel volvió a un color sonrosadito (después de echarme varias veces), y a la suavidad e hidratación que le correspondían.

    Y hace poco tuve una semana de granitos en la cara. Muy raro. Parecía grasa. Muy raro digo porque yo no he tenido nunca problema de granos, salvo alguno aislado. No podía identificar el problema (fue al mudarme a Sevilla y quizá fue el cambio de clima) y dudé entre exceso de grasa o falta de hidratación, aunque seguí echándome la misma crema de siempre. Y decidí arriesgarme y lanzarme a otro tratamiento de choque a base de mucha hidratante y más pastosa que la que me pongo a diario. Y magia! mi carita volvió a ser lo que era.

    Conclusión: la mitad de nuestros problemas están causados por la falta de hidratación. Incluso aunque parezca que nos sobra grasa, a veces es una reacción producida por hidratación deficiente.

    Y si te sirve de algo, mi piel está muy bien y muy sana, y soy fiel al tónico Deliplus (maravilloso) y a las hidratantes baratas del Mercadona, y por la noche, me pongo crema más untuosa, ahora mismo la de Deliplus, al aceite de oliva (la del tarro de tapa verde).

    Por lo demás, me lavo la cara con agua y jabón (el que pille) mañana y noche. Y luego, tónico y la crema que toque. Y te aseguro que desde que hago esto, hace años ya, tengo la piel estupenda. Mejor que antes, que pensaba que tenía que eliminar grasa de mi cara y me echaba cosas más sofisticadas.

    En fin, siento el rollo. Miedo me da darle a intro y ver la longitud del comentario, pero creo que la información es útil. O eso espero!

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía, que testamento he publicado! lo siento!!

    Y lo peor, se me ha olvidado añadir que pruebes con una crema con aceite de rosa mosqueta, que según he leído en un foro de vogue, hace maravillas. En herbolarios y tiendas de productos naturales tienes un montón.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. La mía es sensible y reactiva pero bastante más que la tuya, de forma permanente, diría yo, salvo excepcionales periodos fugaces de "normalidad", y además lo es con síntomas diferentes. Mi "base" es más bien grasa con zonas normales, pero para nada seca. Me temo que no puedo ayudar!
    Saludos,
    María

    ResponderEliminar
  8. Hola Tasha, me alegra leerte de nuevo. Vengo entrando a tu blog desde hace ya bastante y lo veo tan parado...pensaba que estabas de "bajón bloguero" como otras veces, me alegra leerte aquí.

    Yo no puedo permitirme hacer cosas como las que me cuentas. Al contrario que tú mi piel se rebelaría desde el minuto uno. A veces he pensado en este tipo de cosas pero las pocas veces que lo he intentado ha sido peor. No puedo descuidar la hidratación, aún sufriendo más de piel grasa que mixta (en realidad es mixta, pero con una zona T diría que bastante grasa) pero siempre buscando un balance adecuado que no desencadene ningún "efecto secundario". Si mi único problema fuera luchar contra la sequedad o grasa de mi piel, creo que
    me sería mucho más fácil. Pero la tengo muy reactiva a muchas cosas, algunas de ellas intangibles, como las preocupaciones, o el stress que intento controlar pero que, de todas formas, o bien combinadas con algun otro factor, al final siguen produciendo alteraciones muy difíciles de mantener bajo control. Ni siquiera la ayuda del dermatólogo en diversas ocasiones y circunstancias de mi piel (y de mi vida) me han ayudado a superar dominar su incómoda y muchas veces antiestética naturaleza. Si a eso sumas como colofón mi hipersensibilidad no ya sólo a la luz del sol sino al calor...ni te imaginas la de problemas que surgen, las fotos engañan ;)


    Creo que eres una de esas chicas afortunadas que recuerdo haber tenido cerca en la infancia y sobre todo en la adolescencia, que no se cuidaban nada o se echaban cualquier cremita casera y siempre las veías con una piel, no diré perfecta, pero que para mi la quisiera.

    Un beso,
    María

    ResponderEliminar
  9. Hola, María! pues sí, en lo que al blog se refiere, estoy "en servicios mínimos" :) Pero cómo no pasarme a charlar un ratito en el blog de Nina?

    No te creas que yo soy de esas afortunadas de las que hablas, porque cuando era adolescente tenía la piel peor. Pero porque me hacía perrerías, ya te digo. Me daba por luchar por mi cuenta contra la zona T grasa y cosas así, y metía la pata. En cambio, desde que he simplificado, me va infinitamente mejor.

    Lo mismo me pasó con el pelo. Tuve una época en que se me electrizaba horriblemente con cualquier cosa, y he descubierto, que cómo no, el problema era la falta de hidratación. Pensaba que tenía el pelo graso, y que hidratarlo me sentaría mal, pero todo lo contrario. Ahora me lo lavo a diario (tardo menos en hacerlo que en pensarlo o en intentar arreglar el pelo lavado del día anterior) y me pongo siempre, siempre, una mascarilla del centro a las puntas, y la verdad es que lo tengo estupendo desde entonces. Brillante, sano, limpio a todas horas, con cuerpo...un gustazo. En cuanto al champú, uso una baratillo que dé un poco de cuerpo, porque sea el que sea, la mascarilla me lo apaña. (Que también es baratilla, aunque se llame mascarilla, jeje).

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. María, te entiendo un poco, porque de pequeña todo me producía alergia, y con los años, no sé porque problemilla "casi" resuelto, ya que alergias y reacciones tengo, cosa de la genética, no obstante mi piel siempre ha tenido un buen aspecto, no me quejo, muy finita y suave, supongo que porque es más bien tirando a seca, mixta pero que se acerca más a seca, eso ahora esta bien, pero igual más adelante me salen arruguillas quien sabe, de momento ninguna, pero con 29 todavía es pronto para hablar, eso sí, tengo que hidratar mucho pero si abuso de jabones y geles, se me reseca tanto la cara que se me pelan zonas.

    Tasha, te he respondido sobre este tema en la entrada del bolso, pero respecto al pelo, yo lo tengo rizadísimo y muy seco, los pelos rizados suelen serlo, a veces se me encrespa, como vivo cerca del mar todavía más, yo lo hidrato mucho, lo cuido incluso mejor que el rostro, de siempre.

    Un beso

    Nina

    ResponderEliminar
  12. Yo tampoco uso champús caros, pero las mascarillas...hum, he probado muchas y es realmente difícil encontrar la ideal. El problema que tengo actualmente es que encontré un modelador en pasta que me va muy bien para moderar el encrespado de mi pelo y a la vez dar forma a los medios y puntas, pero me las reseca demasiado si lo uso a diario. Me gustaría encontrar otro producto que me ayudara a dar el acabado adecuado y compensara la agresión de la pasta modeladora para ir turnándolo a lo largo de la semana. Necesito urgentemente un hidratador intenso, yo suelo lavarme el pelo cada dos días y francamente el 2º día me queda mucho mejor el pelo que el día del lavado pero es que, además, tengo un agente agresor permanente donde vivo y es la humedad ambiente. Hay días que frente al espejo obtengo un resultado francamente satisfactorio y en cuanto llego al trabajo (menos de media hora) ya tengo por cabello un estropajo scotch-brite enmarañado.

    También es verdad que con la edad cambian las características tanto del cabello como de la piel, y lo que hace unos años nos iba bien de pronto deja de funcionar sin más y te obliga a descubrir nuevos productos y rutinas.

    Estoy de acuerdo con Tasha en que algo que suele funcionar es simplificar la rutina a la mínima expresión sin descuidar lo básico. Después del champú siempre algún hidratador, ya sea mascarilla, suavizante acondicionador sin aclarado o lo que sea. Y para la piel, limpieza e hidratación siempre. Si se encuentra un buen mix que realice bien estas funciones, no hace falta más.

    Los laboratorios y la publidad hoy ofrecen una diversidad de productos con supuestos beneficios adicionales a los básicos que, no digo que no sean efectivos, pero la mayoría de las veces son innecesarios. Y hay que tener presente que cuantas más cosas nos apliquemos, más difícil resulta determinar qué es lo que no nos va bien cuando fallan los resultados o aparecen reacciones.

    Saludos,
    María

    ResponderEliminar