Mi momento de relax, por la desdramatización que supone el mundo de la moda, mi parte frívola de entre mis muchas partes, desde la humildad y con afán de nada más que divertirme.





martes, 24 de julio de 2012

Por un bolso de Vivier



Y yo que no tenía pensado postear nada hoy, en realidad estaba buscando una foto para otra entrada y aquí estoy con esto, soy muy de perderme por el camino para que os voy a engañar, me ha pasado toda la vida, veo algo bonito y zas!, me doy la vuelta y me olvido casi por completo de lo que estaba haciendo.



A decir verdad hace muy poco que conozco esta firma de bolsos, pero me encanta, casi tanto como Longchamp, y por cierto, no me extraña la cara de felicidad que tienen todas, debe de ser un gustazo llevar uno colgado del brazo.


Según tengo entendido Clare Vivier es una diseñadora francesa que vive y fabrica en Los Angeles, a decir verdad siempre me ha gustado la visión de la moda de las francesas, saben transformar en bellas las cosas más simples, no se complican tanto la vida a la hora de arreglarse, se sacan mejor y más partido porque aprenden a conocerse, y sobre todo, a reconocerse, con sus virtudes y defectos, lejos de ocultarlos, incluso los explotan, son mujeres sin artificios.



Y precisamente cero artificios poseen los bolsos Vivier.


Aportan estilo, pero hay que llevarlos tranquilamente, sin complicaciones, con ropa confortable, femenina pero ligera y cómoda. Todas estas chicas, desde luego, sean o no francesas, tienen la lección bien aprendida.


Hasta por el blanco, tono que no me atrae especialmente para bolsos, haría una excepción. 




¿Qué os parecen?, ¿también los anotáis en vuestra lista de cosas bonitas?

lunes, 23 de julio de 2012

Os puede interesar.


Quería hablaros acerca de una nueva tienda online recientemente inaugurada, el proyecto lo lleva una persona que conozco bien, así que nadie me patrocina, le dedico un post por gusto y, sobre todo, porque creo que se trata de algo interesante y a tener en cuenta.

La cosa tiene más miga de lo que parece, pues a pesar de ser una tienda de pantalones con bonitos estampados y tejidos, su comodidad los hace únicos y especiales.


Y con especiales me refiero a que están destinados a personas con diversidad funcional, son fáciles de colocar, cómodos y ligeros, no obstante, sirven para cualquier tipo de mujer.


La artífice de todo esto nos lo explica mejor:


"Somos una empresa de reciente creación con el objetivo de acercar la moda a todo tipo de mujeres con diversidad funcional, aunamos tendencia, colorido, elegancia y comodidad.
Su creadora, tras más de veinte años en silla de ruedas, y acostumbrada a la difícil tarea de encontrar la ropa adecuada, propone una gama de productos a los que no te tienes que adaptar, ellos se adaptan a ti, por fin puedes olvidar el socorrido chándal.
Viste a tu gusto a diario o en ocasiones especiales a los precios más asequibles y con el mejor servicio.
Los diseños son universales para cualquier tipo de mujer sin excepción."



Os dejo el enlace de la web aquí, de todas formas lo tenéis también de forma permanente en el blog.

Yo por mi parte comentar que me alegro de que existan proyectos como estos, y que sectores de la sociedad más reducidos puedan tener acceso a la moda al igual que el resto de todos nosotros.

sábado, 14 de julio de 2012

Bolsos, el kit opcional.


Ya vimos en la entrada anterior el kit básico de bolsos, los más obvios y quizá necesarios, y digo quizá, porque, como siempre, cada cual convierte en básico aquello que quiere, pero en definitiva, se trataba de   encontrar los tonos y formas más corrientes.

Ahora vamos a ir un poquito más allá, hoy hablaremos de bolsos coloridos, y de entre todos los colores posibles, y siempre desde mi punto de vista, los más combinables.

Antes de nada me gustaría aclarar que no trato de hacer ningún alarde al enseñaros los míos, los utilizo como ejemplo para que veáis como se puede aplicar todo lo que expongo a la vida "real", está muy bien ver fotos de celebridades, pero todas sabemos que sus preciados bolsos son tan caros como innecesarios para nosotras, en mi caso concreto, ya no puedo comprarme casi ninguno o ninguno, los que tengo son de hace algún tiempo aunque tampoco necesito más.

Pasemos entonces al meollo del asunto.

1. Un bolso en una tonalidad clara, (crema, blanco, nude...), no soy muy partidaria del blanco, no me gusta mucho, siempre he pensado que el beige es más elegante, menos rotundo, y en verano necesario, además de apetecible.


En cuanto a la forma, lo mismo da, pues de lo que se trata es de aportar claridad al look y de no soltar el bolsito en todo el verano.


En versión clutch también me parece acertado.


Como podéis ver las posibilidades son muchas, todo depende de nuestro estilo personal y el uso que le queramos dar al bolso, lo cómodo o práctico que nos resulte.



Por supuesto, un bonito bolso nude también puede tirar a rosado o a cualquier otro tono.



(Este es mi bolso beige, de lona y muy práctico)

2. El bolso azul.


Si tengo que decidirme por un color a la hora de adquirir un bolso, no lo dudo nunca, azul, pero eso sí, siempre oscuro.


Para mí es un básico, como el negro, ya que me lo pongo con absolutamente todo sin pensar en posibles combinaciones, en realidad, nunca lo hago, lo de combinar mucho los bolsos con ropa y calzado, sí que intento crear una armonía, pero detesto las reglas estrictas. Casi el único que suelo combinar con calzado es el negro, y a veces, ni eso, desde luego nunca me pondré un bolso rojo con zapatos a juego, cuestión de gustos.


(El mío)

3. El bolso rojo.

He dicho que nunca llevaría un bolso rojo con zapatos a juego, pero sí tendría uno, de hecho, lo tengo.


De entre todos los colores estridentes y llamativos, me resulta el más versátil, y vital, muy vital.


Nunca me ha resultado un tono difícil, más bien todo lo contrario. 



(Aquí una foto de mi red bag, que por cierto, no le hace justicia ninguna, para empezar es más rojo y la piel mucho más bonita, pero para que os hagáis una idea)

En el próximo post, " Si no tienes ningún bolso, opta por el versátil gris"

sábado, 7 de julio de 2012

Bolsos, el kit esencial.


Voy a ir haciendo una serie de entradas destinadas a los tipos de bolsos que podemos encontrar, su función, utilidad, o verdadera necesidad. Como siempre, intentaré basarme en mi propia experiencia, así que es probable que esto os sirva de algo, de mucho o de nada, de todas formas, al menos, espero que os haga pasar un buen rato y si podéis extraer alguna idea, mucho mejor.

Dividiré el asunto en varios post, ya que existe tal variedad de bolsos, que no acabaríamos nunca, pero ahora vamos a empezar por el principio, o lo que yo considero el "kit" imprescindible, os vuelvo a repetir que esto es totalmente personal y puede variar según la persona y sus necesidades.

Pues bien, en mi caso voy a pasar un laaargo tiempo sin comprar bolso alguno, las circunstancias ya no me lo permiten como antes, además, tengo una cantidad  indecente,  nadie necesita tantos, pero ahí están, son mi pasión y pienso sacarles todo el partido que pueda.

1. En primer lugar, un básico entre los básicos es un pequeño bolso negro.

(Este de aquí es el mío)

¿Y porqué un pequeño bolsito negro?, pues porque a pesar de no decir gran cosa, es lo más práctico del mundo, no existe nada igual, y sus funciones se pueden multiplicar hasta límites insospechados. Lo mismo nos sirve para ir a dar un paseo como para hacer la compra y es el comodín perfecto ante el que me pongo, con cualquier trapito mono encaja a la perfección.


Pero es que su función es tan amplia, que podemos quitarle el asa, siempre que sea extraíble y transformarlo en un sencillo y elegante clutch, para el día o para la noche.



 Como podéis ver, este bolsito multifunción no es cualquier cosa, merece la pena tener uno.


2. Otro modelo a tener en cuenta, esencial , es un bolso negro de tamaño medio, con un toque lady. 

(El mío)

Es simplemente necesario, la idea es que tenga capacidad sin ser de grandes dimensiones pues es más chic.


Con él podemos transformar nuestro estilismo en más o menos casual, pero debemos de procurar que sea bastante sencillo, y clásico a poder ser.



Fijaros como un bonito bolso negro y con un tamaño aceptable puede sacarnos de más de un apuro, y lo mejor de todo, al ser negro nos olvidaremos de si encaja con nuestro outfit o no, nos lo pondremos con todo.





3. Ahora bien, un bolso camel de grandes dimensiones y con un puntito más bohemio será también un gran aliado, lo elijo de este color porque todas sabemos que el negro transmite seriedad y lo que buscamos con esta tercera opción es ese toque desenfadado, y el color cuero natural, es más juvenil, más urbano.


(Este es el que yo tengo)


(Junto con este otro, que me hace la misma función)

Y ahora, veamos unos cuantos ejemplos.


Personalmente me pierden los bolsos de piel de este estilo, no sé lo que tienen que me los compraría todos.


Un punto a su favor es que son válidos tanto para verano como para invierno y suavizan cualquier look.



Le aportan ese toque desenfadado.


¿Qué opináis al respecto?, ¿cuáles son vuestros básicos?

En la próxima entrada, bolsos de colores elegidos con acierto, valores seguros como el azul, el rojo o el crema.